viernes, 30 de diciembre de 2011

La jerarquía en la Empresa.

La red de autoridad va a permitir tanto la diferenciación en sentido vertical del trabajo de coordinación, como la integración de actividades a través del ejercicio de la supervisión directa, la planificación y el control.

En el plano de la organización, la presencia de una autoridad surge como una de las características inseparables del concepto de organización y un requisito imprescindible para que ésta funcione con eficacia.

La autoridad da lugar a la creación de una estructura escalar que es la diferenciación vertical de la organización: Esto es lo que ha reflejado el tradicionalmente denominado principio de jerarquía, según el cual la organización aparece como un entramado de conjuntos, en el que cada uno esta comprendido dentro del otro conjunto de orden superior y así sucesivamente hasta alcanzar el máximo nivel jerárquico de la empresa, lo que conforma una red de autoridad.
La autoridad se define como el derecho legal a mandar sobre los miembros de la organización, esto es, a dirigir las actividades de otras personas.
En cualquier organización pueden aparecer puestos que mantengan respecto de otros ciertos tipos de relaciones que no son de tipo lineal o ejecutivo. Las relaciones organizativas formales pueden clasificarse:
1.   Relaciones lineales o jerárquicas: Son las relaciones entre jefe y subordinado.

2.   Relaciones asesoras o de Staff: Son relaciones de apoyo y asesoramiento a la línea, con el fin de facilitar el buen desempeño y equilibrar los flujos de trabajo.

3.   Relaciones funcionales o mixtas: Suelen ser las características entre especialistas y línea jerárquica.

El poder es la capacidad para influir sobre el comportamiento de otras personas, de manera que este se modifique en el sentido deseado por la persona que ejerce el poder. Los conceptos de autoridad y poder deben ir enlazados para garantizar un ejercicio real de la autoridad en el seno de la organización, permitiendo una administración efectiva.

                Las diversas manifestaciones, que corresponden a las bases y fuentes del poder son:


·     Poder de sanción: Es la capacidad del individuo para otorgar recompensas o penalizaciones, tanto materiales como inmateriales para que refuercen el comportamiento de los subordinados. A su vez este se divide:

o  Poder de recompensa: Poder para premiar.

o  Poder coercitivo: Poder para castigar.

·     Poder legítimo o legal: Es la capacidad para afectar a los comportamientos en aquellos asuntos propios del trabajo, esto es, todo aquello incluido relativo al ámbito de autoridad del directivo.

·     Poder de referente: Es la capacidad que muestran algunos individuos para inspirar conductas, apareciendo como modelos dignos de ser imitados. Los directivos han de ser sensibles de su comportamiento, ya que si este no es el adecuado, se desautorizan a si mismos al exigir a sus subordinados valores y comportamientos que ellos mismos no siguen.

·     Poder de experto: Deriva de la experiencia, del conocimiento, de la inteligencia, de la competencia y de la capacidad del sujeto. Cuando los subordinados piensan que su superior cuenta con habilidad y competencia para satisfacer sus necesidades a través del trabajo, aumenta la propensión a seguir sus instrucciones, a veces se denomina autoridad profesional.

·     Poder de información: Surge como consecuencia del hecho de que un individuo maneje o posea acceso a la información que no es de conocimiento común, de manera que condicione el comportamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada